Seguro para locales comerciales

Rellena nuestro formulario online y obtén un presupuesto para el seguro de tu empresa de forma rápida y sencilla.

¿Necesitas hablar con un asesor?

Llámanos al

919 023 487

Seguro para locales comerciales

El local comercial es, sin duda, el bien más preciado de cualquier negocio. ¿El motivo? A través de él, el empresario o trabajador autónomo desarrolla su actividad profesional y elabora y vende sus productos. Por ello, siempre resulta conveniente mantenerlo protegido de cualquier riesgo.

La mejor manera de hacerlo es mediante la contratación de seguros para locales comerciales. Estas pólizas cumplen una doble función. Por un lado, cubren el establecimiento en sí mismo en caso de ser de tu propiedad. Por otro lado, también protegen todo lo que guardas en él, tanto la mercancía que vendes como la maquinaria que utilizas en tu día a día.

Evidentemente, cualquier incendio, fallo eléctrico o inundación pueden provocar graves daños en el local comercial y en todo lo que contiene. No contar con una póliza de este tipo te supondrá correr con todos los gastos. Si puedes, porque lo normal es que las pérdidas lleguen a ser de tal magnitud que te obliguen al cierre.

Así que, si tienes un negocio pero no cuentas con un seguro de comercio, no te lo pienses. Puede que no sea obligatorio a no ser que cuentes con una hipoteca sobre el establecimiento, pero sí que resulta muy recomendable. Se trata de una pequeña inversión que, si sufres cualquier imprevisto, quedará rápidamente amortizada.

¿Cuánto cuesta un seguro

para locales comerciales?

Desde

200

Al año*

* Esta cantidad puede variar en función de tus necesidades y de la situación de tu empresa. Rellena nuestro formulario online para obtener un presupuesto personalizado.

Preguntas frecuentes

¿Quién paga el seguro de un local comercial alquilado?

Si el local comercial en el que desarrollas tu actividad es de tu propiedad, no hay ninguna duda. Evidentemente, serías tú el que debería contratarlo. No es obligatorio por ley, pero muchos bancos lo exigen a la hora de conceder una hipoteca para abonar su precio. En cualquier caso, siempre es recomendable.


Sin embargo, cuando el inmueble es propiedad de otra persona, la cosa se complica un poco. Es cierto que el local comercial que alquiles no será tuyo, pero solo tú podrás disfrutar de él durante todo el tiempo que dicte el contrato.


Esto puede dar lugar a un problema. Lo normal es que el propietario asegure el continente (el bien inmueble en sí mismo). También puede incluir en la póliza todo el contenido que deje en él. Si tú, haciendo uso de él para el desarrollo de tu actividad, sufres cualquier percance, el seguro del propietario se hará cargo de la reparación. Sin embargo, después te pedirá cuentas a ti.


Esa es la razón por la que, aunque el establecimiento sea alquilado, las pólizas de local comercial para inquilinos son fundamentales.


Cada vez es más habitual que los arrendadores de locales comerciales exijan la contratación de este tipo de seguros a sus inquilinos. Así que, aunque la legislación no te obligue, tu arrendador puede negarse a alquilarte el establecimiento si no tienes una póliza que cubra los riesgos asociados a utilizarlo.


Por otra parte, otro aspecto muy importante es que debes proteger tu contenido. Es decir, el seguro del local contratado por el arrendador puede no cubrir las existencias de tu negocio frente a robos, incendios y otros daños. Probablemente, necesitas contratar un seguro para cubrir el contenido de tu local alquilado.


Por otra parte, si estás alquilado, también puede suceder que debas asegurar las obras de reforma que hayas realizado en el continente.

¿Es el seguro de local comercial obligatorio?

Es totalmente recomendable pero no es obligatorio. Resulta muy arriesgo desarrollar una actividad sin contar con una adecuada protección. Tu patrimonio está en juego.


No obstante, los únicos que pueden exigirte que contrates una póliza de este tipo son tu arrendador, si alquilas un local, o tu banco, si lo compras a través de un préstamo hipotecario. Sin embargo, aun en esos casos la obligación de contratar seguros para locales comerciales queda vinculada a las cláusulas de un contrato hipotecario o de arrendamiento.


Es decir, al mutuo acuerdo entre dos particulares o entre un particular y una entidad financiera. Si deciden no obligar a su contratación, no hay por qué llevarla a cabo.


Ahora bien, los seguros para locales comerciales no se deben confundir con las pólizas de responsabilidad civil profesional. La ley sí establece su contratación obligatoria para los profesionales de determinados sectores o para algunas actividades concretas.

¿Qué cubre el seguro de un local comercial?

Estas pólizas cubren los daños en el local comercial que puedan producirse por distintas causas (incendios, daños por agua, daños eléctricos, robos, etc). También se pueden cubrir las reclamaciones de terceros que podamos sufrir (responsabilidad civil).


La cobertura engloba dos aspectos bien diferenciados:


1. El continente. Es el local comercial en sí mismo, con su estructura y sus partes fijas. Entre ellas se incluyen las paredes, el suelo y el tejado, así como las instalaciones de agua y electricidad, las puertas y los sistemas de alarma y de detección de incendios.


2. El contenido. En caso de que seas inquilino y no propietario, esto es lo que realmente te importa, ya que es lo que pertenece a tu negocio. Hacemos referencia a tus existencias, los ordenadores y demás equipos informáticos, a las neveras y congeladores o a los escaparates y mostradores. Incluso a aquellas mercancías que guardas en el almacén para tener siempre disponibilidad ante tus clientes.


Los riesgos contemplados para los locales comerciales por parte de las aseguradoras son muy variados.


Por ejemplo, algunos de los riesgos habituales cubiertos por los seguros de locales comerciales pueden ser:


  • Incendios
  • Daños por lluvia, viento o nieve
  • Daños eléctricos
  • Robo y daños por robo
  • Rotura de cristales
  • Responsabilidad civil general
  • Etcétera

¿Cuánto cuesta el seguro de un local comercial?

El coste de un seguro está en función de distintos factores: En primer lugar, hay que hablar del tamaño del local comercial. No es lo mismo una pequeña tienda de barrio de 50 metros cuadrados de superficie que un supermercado de varios cientos.


La actividad profesional llevada a cabo dentro del establecimiento también influye. De hecho, las aseguradoras hacen evaluaciones de riesgo al respecto para determinar el precio final. Piensa que los riesgos asociados a una tienda de ropa poco o nada tienen que ver con los de un taller mecánico, por ejemplo.


Las coberturas contratadas también influyen. Muchos usuarios quieren unificar sus pólizas en una sola y, por ello, añaden a la de su local comercial la responsabilidad civil profesional a la que están obligados, defensa jurídica, etc.


Finalmente, la valoración que hagas del contenido y del continente también marcará el precio final. El continente se valora teniendo en cuenta el valor de reconstrucción, su superficie y el tipo de materiales utilizado en su construcción.


Cuantos más metros cuadrados tenga tu local, mayor será el precio del seguro. Igualmente, el valor del contenido determina la prima de la póliza. No es lo mismo el contenido de un concesionario de coches que el de una pequeña tienda de ropa.


Dicho esto, según un estudio realizado por Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones, el precio medio de un seguro de local comercial ronda los 360 € al año.


Evidentemente, esa es una cifra orientativa y que es el precio medio que pagan autónomos y pequeñas pymes, que son las que conforman el grueso del tejido empresarial español. Las grandes empresas pagan mucho más.

¿Qué ventajas ofrece una póliza de local comercial?

La contratación de un seguro de local comercial te brindará una serie de beneficios incuestionables. Vamos a verlos:


  • Protegerás tu inversión. Seguro que, para montar y mantener tu negocio, has tenido que realizar una fuerte inversión. Tanto en la compra o alquiler del local como en la adquisición de maquinaria y equipos. Estas pólizas te garantizan que no la perderás si sufres un percance.

  • Darás viabilidad a tu negocio. Un incendio, una inundación o cualquier otro problema similar puede costarte decenas de miles de euros. Cifras que, en muchos casos, pueden obligarte a cerrar tu empresa si no cuentas con un seguro de local comercial

  • Evitarás problemas legales si eres inquilino. El propietario o su aseguradora pueden exigirte responsabilidades si no cuentas con una póliza que cubra posibles daños en el inmueble.

  • Estarás tranquilo en todo momento. Así, podrás centrarte exclusivamente en hacer crecer tu negocio y en incrementar sus beneficios.

¿Qué opinan nuestros clientes?

¡Rápido y sencillo!

Laura García

Asesora medioambiental

¡Intuitivo!

Roberto Franco

Propietario de restaurante

¡Confianza!

Marcos Durán

Contable

Puedes quedarte tranquilo tras unos clicks

Aon utiliza la última tecnología digital para ayudar a las pequeñas y medianas empresas a comprender y comprar seguros personalizados, reducir los costes y gestionar fácilmente las polizas, todo online.

BUY »Gestionar mi cuenta

¿Estás listo para asegurar tu negocio?

Llama al

919 023 487
Aon Iberia

C/ Rosario Pino, nº 14-16,

C.P. 28020 de Madrid