Seguros

Sectores

Seguro de Responsabilidad Civil Profesional

Rellena nuestro formulario online y obtén un presupuesto para el seguro de tu empresa de forma rápida y sencilla.

¿Necesitas hablar con un asesor? Llámanos al 919 023 487

Seguro de responsabilidad civil profesional

El seguro de responsabilidad civil profesional te protege en caso de reclamaciones por errores o negligencias ocurridos durante el desempeño de tu labor profesional.

Por tanto, el objetivo de ese seguro es protegerte si un cliente reclama por haber entregado un trabajo defectuoso o un servicio insatisfactorio. Cubrirá los gastos de defensa, así como si tienes que hacer frente a una compensación para corregir dicho error.

Generalmente, la forma de compensar esos daños es mediante el pago de indemnizaciones. La cuantía de estas será mayor o menor en función de la gravedad del perjuicio ocasionado. Lo que está claro es que pueden suponer un golpe muy duro para la estabilidad económica del profesional. Es por eso que la contratación de un seguro de esta categoría resulta imprescindible.

La función del seguro de responsabilidad civil profesional. En concreto, se ocupa de pagar el importe de las compensaciones derivadas de los daños ocasionados a un tercero. Por tanto, aunque no tenga por qué darse nunca la situación, es una póliza que te aportará mucha tranquilidad a la hora de trabajar.

El seguro de responsabilidad civil profesional lo suelen contratar los trabajadores que ofrecen servicios profesionales, asesoran a clientes, o también aquellos que desean acceder a un proyecto o concurso que así lo exige.

¿Cuánto cuesta un seguro de

responsabilidad civil profesional?

Desde

200

Al año*

* Esta cantidad puede variar en función de tus necesidades y de la situación de tu empresa. Rellena nuestro formulario online para obtener un presupuesto personalizado.

Preguntas frecuentes sobre el seguro de responsabilidad civil profesional

¿Son obligatorios los seguros de responsabilidad civil profesional?

Depende del caso. El Código Civil y la legislación desarrollada en torno a él establecen que la obligatoriedad de su contratación dependerá, fundamentalmente, de la actividad.


Pero ¿cuáles son las actividades en las que se recomienda contar con una póliza de este tipo? Te lo mostramos a continuación:


  • Profesionales de la informática (desarrolladores, consultores, diseñadores, etc.).
  • Consultores y empresas de marketing, comunicación, etc.
  • Cualquier otro tipo de consultor o asesor.
  • Profesionales de la enseñanza y la formación.
  • Agentes de la propiedad inmobiliaria.
  • Fotógrafos.
  • Diseñadores de interiores.
  • Fisioterapeutas.
  • Nutricionistas.

Y un largo etcétera. Si tienes dudas acerca de si necesitas un seguro de responsabilidad civil profesional, nuestro formulario puede ayudarte. Simplemente selecciona tu actividad y sigue los pasos que te indica.


Cualquier actividad está sujeta a que surja un percance vinculado a ella. Así que, si quieres un consejo, no te la juegues y contrata un seguro de responsabilidad civil profesional, o un seguro de responsabilidad civil general.

¿Qué cubren los seguros de responsabilidad civil profesional?

Este seguro está asociado a la actividad profesional de la persona que lo suscribe o contrata, es decir, cubre reclamaciones por perjuicios económicos derivados de su actividad profesional. Esa es la cobertura fundamental. En cualquier caso, este tipo de seguros va más allá, ya que cubre:


  • Gastos de defensa y fianzas.
  • Negligencia, supuesta negligencia, errores y omisiones.
  • Actuaciones fraudulentas y/o infidelidad de empleados o subcontratistas.
  • Infracción de los derechos de la propiedad intelectual e industrial.
  • Ruptura del deber de confidencialidad.
  • Destrucción, deterioro o alteración de documentos.
  • Posibilidad de cubrir tu actividad en todo el mundo.

Ahora bien, existen seguros de responsabilidad civil profesional realmente completos. De hecho, pueden llegar a cubrir la responsabilidad civil locativa y patronal.


  • La primera hace referencia a los desperfectos causados en un local alquilado por el desarrollo de la actividad.
  • La segunda tiene que ver con posibles accidentes laborales de los trabajadores.

Incluso pueden ofrecerte una contraprestación económica mensual en caso de que seas inhabilitado profesionalmente por un juez. También es posible que te indemnicen si tus trabajadores presentan determinadas conductas fraudulentas. De todos modos, la inclusión o no de estas coberturas es opcional.


Por un lado, dependerá de que la compañía esté dispuesta a ofrecértelas. Por otro lado, también influirá que prefieras pagar más a cambio de disfrutar de ellas.

¿Cuál es la diferencia entre la responsabilidad civil profesional y la general?

Hay varios tipos de responsabilidad civil. Sin duda, las dos más importantes son la general y la profesional. Numerosas personas las consideran iguales, pero no lo son. Aquí te explicamos cómo distinguirlas.


La responsabilidad civil general es aquella que abarca los daños y perjuicios (materiales o personales) ocasionados a terceros que no estén relacionados directamente con tu actividad empresarial. Te ponemos un ejemplo de por qué es fundamental también para tu empresa:


Imagina que se rompe una tubería del local en el que llevas a cabo tu actividad empresarial. El agua que sale de ella provoca graves desperfectos en las paredes de los locales contiguos. Si no tienes un seguro, tendrás que hacerte cargo de la reparación de esos desperfectos y de los perjuicios causados a tus vecinos.


Por otra parte, el seguro de responsabilidad civil profesional, como ya hemos comentado, protege a los profesionales de posibles errores o negligencias relacionados con su actividad profesional.

¿Cuál es el precio de los seguros de responsabilidad civil profesional?

El precio de los seguros de responsabilidad civil profesional que tendrás que pagar dependerá de muchos factores. Sin duda, el más relevante es la evaluación de riesgo que la aseguradora efectúe de tu actividad profesional. Por ejemplo, al hacer frente a una indemnización, no es lo mismo que hayas cometido una negligencia médica a que hayas estropeado un ordenador.


En este tipo de seguros, la cuantía mínima de capital asegurado suele ser de 150.000 €. No obstante, la mayoría de profesionales, para estar más protegidos, optan por capitales mayores, entre 300.000 € y 600.000 €. En el caso de los grandes negocios, puede llegar a ser de varios millones de euros.


Las coberturas adicionales mencionadas anteriormente también influyen en el precio final del seguro. Basándonos en esto, puedes encontrar pólizas de responsabilidad civil profesional para autónomos por menos de 100 € anuales. Sin embargo, si posees un pequeño despacho, o gabinete, lo normal es que oscile entre los 250 € y los 350 €. El número de trabajadores a tu cargo también influirá en que la póliza sea más o menos elevada.

¿Cuándo se produce la prescripción del seguro responsabilidad civil profesional?

El artículo 23 de la Ley de Contratos de Seguro (Ley 50/1980, de 8 de octubre) es la responsable de determinar el plazo de reclamación de un siniestro. En concreto, dictamina que el asegurado tiene dos años para hacerlo si el daño generado ha sido de carácter material. En cambio, si ha sido de tipo personal, dispondrá de cinco años.


Transcurridos esos plazos, aunque sigas asegurado, no podrás reclamar el pago de la indemnización. Es decir, la obligación de hacer frente a la compensación habrá prescrito.

¿Qué opinan nuestros clientes?

¡Rápido y sencillo!

Laura García

Asesora medioambiental

¡Intuitivo!

Roberto Franco

Propietario de restaurante

¡Confianza!

Marcos Durán

Contable

Puedes quedarte tranquilo tras unos clicks

Aon utiliza la última tecnología digital para ayudar a las pequeñas y medianas empresas a comprender y comprar seguros personalizados, reducir los costes y gestionar fácilmente las polizas, todo online.

BUY »Gestionar mi cuenta

¿Estás listo para asegurar tu negocio?

Llama al

919 023 487